SINOPSIS DE LA PELICULA: Y TU, CUANTO CUESTAS? (ver video arriba)^

En una sociedad donde todo se ha convertido en una mercancía ¿Y tú cuanto cuestas?, cuestiona filosóficamente a la gente de las calles de la ciudad de México y Nueva York sobre su relación con el dinero, la vecindad geográfica o la influencia cultural. El autor, asegura que los círculos de poder que controlan al mundo ven al ser humano como un producto, el cual está diseñado y programado para consumir otros productos. Las profundas reflexiones, invitan al espectador a cuestionar el sistema que rige a la civilización occidental, sin ser una cinta con pretensiones propagandísticas y evitando abordar temas políticos tendenciosos directamente.

Pelicula De Olallo Rubio Maauad (3 de junio de 1977, México), es un locutor, guionista, músico y cineasta. Hijo de padre madrileño y madre de origen libanés, Rubio nació en México y a los dos años de edad se fue a vivir a la ciudad de San Diego en Estados Unidos, donde pasó su infancia inmerso en la cultura estadounidense

COMENTARIO:

MARCO ANTONIO MOYA MARTINEZ

La lógica esencial del capitalismo, y de su expresión contemporánea, la globalización corporativa, persigue un crecimiento económico y productivo ilimitado e infinito, en un medio, en una realidad, en un entorno y en una fuente de recursos: la naturaleza, la tierra, la vida, necesariamente finitos y limitados. Por esa razón, los teóricos del sistema la mayoría de los economistas académicos, pues hoy el capitalismo es la economía en lugar de incorporar en sus análisis las variables ecológicas y sociales, las excluyen expresamente.

En el proceso de desarrollo del sistema capitalista y en la expansión irrestricta de la economía de mercado, todo se convirtió en mercancía, desde el trabajo humano hasta la tierra, la naturaleza, y la propia vida. Conceptual y materialmente, las personas fueron convertidas en simples “recursos humanos” y la tierra y toda la riqueza de la vida natural, fueron convertidas en “recursos naturales”. Por esa vía, se degradó implacablemente el trabajo humano. En algún sentido lo que define al hombre como hombre. Hoy, ese mismo sistema económico, desarrollando sin límites su propia lógica, pretende convertir la biodiversidad, la naturaleza en su infinita riqueza y complejidad, la vida misma, en simples “recursos genéticos”, explotables con la misma saña, con la misma voracidad y con el mismo irrespeto con que por siglos han sido explotados los hombres y su entorno natural.

El proceso económico en marcha no tiene salida ni futuro, ni el sistema de capitalismo neoliberal globalizado tiene posibilidades históricas de supervivencia social, económica o política, pues implica necesariamente la destrucción, la exclusión y el hambre. Como ya se indicó, un modelo de crecimiento económico infinito sencillamente no es posible en un mundo con recursos finitos.: “La biosfera, que desde una perspectiva ecológica podría considerarse tanto nuestra madre como nuestro hogar, se mercantilizó, convirtiéndose en una colección de recursos a explotar. La vida humana se mercantilizó en trabajo, o tiempo de trabajo y precio acordado según la oferta y la demanda. Todos quedamos reducidos a medios que la nueva economía usa para generar más capital para más crecimiento, para más beneficios, ansiando más capital para más crecimiento, para más beneficios”

Así las empresas son ficciones legales que se hayan desenraizadas de la tierra y sus criaturas, y que no comparten las responsabilidades que derivan de la efectiva y real pertenencia a la biosfera, una empresa no puede amar. El amor implica ser consciente de la interrelación con los otros, y vivir de modo que encarne nuestra preocupación por su bienestar. El amor no es una emoción sino un verdadero compromiso con otros que incluye responsabilidad hacia ellos, una responsabilidad que trasciende nuestros propios intereses individuales. Si ese sentido de responsabilidad no está presente, el amor no es verdadero. Las empresas no pueden expresar ese amor ni vivir según él, no solo porque son inmateriales, sino porque su responsabilidad principal es crear riqueza para los accionistas que son sus propietarios. Un director de empresa que intenta subordinar la rentabilidad de su compañía a su amor por el mundo, perderá su posición, pues no cumple su responsabilidad financiera para con sus accionistas. “negocios son negocios” dice la sabiduría popular.

Por ultimo ya lo exclamo el distinguido economista británico Fritz Schumacher, una frase que retumba en la conciencia del siglo XXI: “no existe un problema económico en el mundo, lo que existe es un problema moral”.

Fuentes: Leonardo boff y El camino del socialismo cuántico, de Rolando Araya Monge (Editorial Norma).

About these ads

4 comentarios

  1. sha wahh

  2. […] SINOPSIS DE LA PELICULA: Y TU, CUANTO CUESTAS? (ver video arriba)^ julio, 2007 1 comentario 3 […]

  3. Esta película guarda mucha relación con el texto la condición humana de Erich Fromm,

  4. […] prefieres ¿tren o avión? « business by Ju & Jo . Yo soy de Merton ¿y tú? « Jano 2.0 . SINOPSIS DE LA PELICULA: Y TU, CUANTO CUESTAS? (ver video … . Tu… Tu Linux y tu Bendita […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 328 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: