HIJO UNICO

Cita

HIJO UNICO

HIJO UNICO

 

 

A veces divido al mundo en dos. Ayer lo dividí en hombres que son hijos únicos, y hombres que tienen hermanos.      El hombre hermano conoce la parábola en la que un pan debe repartirse en tres o mas pedazos. El hombre único se come solo el pastel, por eso no conoce la parábola “compartir”.

El hombre hermano, después de todo, no es mas que un numero: El primero, el segundo o el quinto; puede ser una dimensión: el grande, el pequeño o el de en medio. Tiene la creencia (cierta) de que siempre hay un hermano “al que le toca el pedazo mas grande”, por eso se prepara toda la vida para el momento en que deberá pelear la herencia. Por el contrario, el hombre único no pelea con nadie, no tiene con quien hacerlo. Todo, y nada, le pertenece. Se cree el dueño del mundo, hasta que descubre que al mundo no le importan los hombres únicos.

¡El mundo es mundo hermano de millones de otros mundos en millones de galaxias!       La mirada del hombre único es una mirada de mar que se azota siempre  sobre los arrecifes. El hombre único tiene alma de quetzal, espíritu de gruta. Frida Kahlo fue una mujer hermana por accidente; en el fondo era un solitario chapulín.     

Se dice que un hombre único es un hombre frágil, pero es todo lo contrario. Solo un hombre fuerte puede atreverse contra esa sed  de desierto, con ese saberse nube en una playa llena de cangrejos franciscanos. El hombre hermano tiene una muleta en cada hermano; el hombre único no tiene mas que sus pies para arrastrarse, ¿a quien le interesa jugar con un hombre que no sabe jugar el juego de los otros? El hombre único solo sabe jugar sus juegos de espejo, de reflejo sobre el agua. Cuando el hombre único mira el cielo no encuentra estrellas, solo alcanza a mirar los hoyos negros. El hijo único cree que todo es único porque no comparte ni su padre ni su madre con algún odioso hermano.

El hijo único no reza jamás el “padre nuestro”, siempre reza  “el padre mió” y, cuando escribe, lo hace siempre usando, única y exclusivamente,  “su” primera persona….

Si, yo fui hijo único.      A veces divido al mundo en dos. Mañana lo dividiré en: hombres qué siembran plantas en macetas de plástico, y hombres que plantan sembradíos plásticos. 

 
 Alejandro molinari y semejantes       

3 comentarios

  1. MI QUERIDO MARCO:
             Me da mucho gusto que tengas un espacio personal, al que le dedicas un buen tiempo y que lo haz llenado de talento y cosas que invitan a la reflexión. Lo celebro por ti y por nuestra Amistad. Abrazos solidarios y compartimos la misma visión de país, no el sólo hecho de ser miembros de una misma generación. Saludos cálidos desde Comalapa.

  2. Agradable leer esta arenilla… en este momento, Gracias a los dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: