LIBRE MERCADO

Libre Mercado
 
 
“los analfabetos del siglo XXI no serán los que no aprendan
A leer o escribir; serán los que no puedan aprender, desapren-
Der y volver aprender”                       
                                                                           Alvin toffler
 
 
MARCO ANTONIO MOYA MARTINEZ
 
 
Cuando vemos que un juguete, una sombrilla o ropa cuestan mucho mas barato importarlos que fabricarlos, nos preguntamos ¿como es posible? Parece que nuestro país uno de los mas ricos del orbe por sus recursos naturales y por el ingenio de su gente, es o esta por convertirse en una especie de sucursal o un distribuidor comercial de los productos de china o de oriente. Es decir, estamos dejando de ser un país productor, y nos estamos convirtiendo solamente en un país comercializador o distribuidor. Mientras esto ocurre, la libertad con el que se mueve el comercio ilegal esta causando añicos a la fuerza laboral y empresarial de nuestro país.
 
 Los tratados que nuestro país firmo, lo han llevado al mercado mundial, a la apertura comercial, y a la competencia feroz sin estar preparado como lo requieren las circunstancias. Desde luego que México no debería temerle, y así parece ser a la competencia internacional, siempre y cuando haya formas para enfrentarla, pero primero, el gobierno negocia tiempos que no se sincronizan para actualizar nuestra industria y  las carencias de el campo y si a ello anexamos que a diario cientos de contenedores y traileres entran ilegalmente al país causando estragos a una fuerza productora moribunda la situación parece mas confusa.
 
Entonces ante la próxima apertura final del comercio que marca el año 2008 sobre salen una serie de preguntas obligadas:
 
¿Que pasara con la fuerza trabajadora mexicana cuando un producto sea prácticamente importado en lugar de fabricado?
 
¿Que pasara con cientos  de jóvenes recién egresados con altas y excelsas carreras universitarias; que mercado encontraran?
 
¿Serán acaso solamente nuevos empleados de las corporaciones multinacionales?
 
¿Quedara acaso la cultura emprendedora para iniciar un negocio ante la feroz competitividad y la notoria ausencia de  crédito para financiar proyectos e ideas?
 
El panorama parece desalentador; seria mejor que habitara en nuestra reflexión más la imaginación que la razón. Einsten decía que “En tiempos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Y de eso nos tendremos que valer, Pero ¿que podemos hacer nosotros?
 
Para empezar no obstaculizarnos entre nosotros mismos, que  los  tortilleros no pueden vender a domicilio, que  no pueden venir a vender calzado gente de otros estados, como ya ha sucedido en Comitán, obstáculos y más obstáculos.
 
El sentido común señala, que nos tendremos que volver expertos en los temas que no somos expertos. En un mundo donde millones de seres humanos hemos entrado en una catarsis de falta de entendimiento de la realidad. Es decir cuando algo comienza a ser aprendido y comprendido, esto deja ya de ser vigente y valido. El mundo se ha convertido ya en un escenario desechable cuyo imperio es habitado exclusivamente por aquellos países que  se adaptan al cambio con la misma velocidad que este aparece.
 
El éxito de los países asiáticos que hoy en Día están liderando la economía, incluso mas allá de las antiguas y clásicas potencias, han desafiado cualquier regla y filosofía, básicamente han entendido que de los consumidores son millones los que tienen poco poder adquisitivo, así que han creado productos y una filosofía de acuerdo con la realidad del sector mas grande de los consumidores, productos de toda clase extremadamente baratos de ínfima calidad , para usarse, disfrutarse y tirarse al mismo tiempo, generando un ciclo de consumo veloz sin desde luego dejar  a un lado productos de calidad para quienes así lo requieran.
 
Singular paradoja entonces. Los comunistas que tenían una economía cerrada y burocrática son  los que han entendido mejor las ideas liberales, y por si fuera poco, quienes mejor lo han llevado a la práctica.
 
El comunismo oriental ha entendido que el Estado debe liderar la desregularizacion y la libertad económica para cumplir con un objetivo  marcando un punto de partida  y de llegada, el bienestar colectivo, no a la usanza mexicana el cual señala que solo el Mercado establece las reglas y señala los destinos de la población, basta ver sus resultados.
 
La decadencia de los países solo es propiciada por sus mismos ciudadanos. En México la sociedad esta dividida estrepitosamente. Así, los ricos se hacen mas ricos, y los pobres más pobres, la ecuación para lograr el éxito económico no ha encontrado la incógnita que despeje el camino a seguir.
 
Mientras todo esto sucede, vivimos a diario con las politiquerías baratas,  ¡así un nuevo mapa económico se esta formando y no nos han pedido nuestra opinión ¡para borrarnos del mundo económico vigente!
 
 
mmoya_59@hotmail.com
 
foto: arbol de tenocte floreciendo en estas fechas en Comit`an, haz click sobre imagen para amplear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: