DI SI A LA PIRATERIA

 

SÍ A LA PIRATERÍA

FEDERICO ÁLVAREZ DEL TORO

Contracultura

Las películas piratas se ven bien y tú como padre… te ves mejor.

La piratería es una consecuencia del abuso de las transnacionales. Desde siempre las compañías productoras han sido abusivas con sus artistas y con el consumidor. Hacer un disco compacto cuesta un dólar y en el mercado se vende hasta 250 pesos.

Uno de los comerciales malos de la historia dice… “y tú como padre, ¿Qué le estás enseñando a tus hijos?”.

La respuesta pedagógicamente correcta sería……… “la cultura del ahorro”.

La piratería me encanta porque se salió del guacal de la mercadotecnia y devolvió al consumidor lo que es suyo y el precio real de las cosas.

Es ingeniosa y creativa.

Los que clonan son ya unos maestros en el arte del diseño, aprendieron serigrafía y casi siempre respetan la portada original.

Lo más cínico y dulce, de los que copian las películas, es que empiezan sus copias piratas con un mensaje contra la piratería. Creo que se han de divertir como locos.

Finalmente, los piratas son como Robin Hood, le quitan a las trasnacionales, para darlo al pueblo a un precio justo.

En el “mercado de la fayuca,” de los que hay en cada ciudad -el de Cuernavaca es todo un mercado- hay mucha música que no se consigue en tiendas departamentales o en You tube, así que también tienen su misión cultural.

A los artistas muy comerciales les afecta, pero a los marginales no. Pocos artistas o escritores viven de sus discos o libros, para los grupos desconocidos, ser pirateados es todo un honor y una entrada al camino del éxito.

La piratería es como la prostitución, está a la vista de todos, el estado la niega y la Procuraduría del Consumidor hace como que la combate. En el fondo cumple una función social, sobre todo en los países pobres. Un padre de familia, tercermundista, de escasos recursos, con salario mínimo de 50 pesos diarios, tres hijos, con el deseo de acceder al mundo contemporáneo del entretenimiento, del cual están muy enterados sus hijos, no tiene posibilidades de ofrecerles la experiencia sencilla de la excursión familiar al cine. Pero no puede desistir de participar a su gente de la fuente interpretativa de su entorno.

El cine es el medio por el cual la mayoría de la gente puede incluirse en la cultura global contemporánea. Es el boleto alrededor del mundo que nunca podrá pagar, la fuente de la fantasía, de universos mitológicos que contienen arquetipos humanos que inspiraran la hazaña personal. Del diálogo de mentes científicas y la expresión misma de la vida humana.

Los niños son los primeros en enterarse del fenómeno mediático tan acelerado de su momento. Su realidad conceptual hace que exijan a los padres acceso a estrenos, novedades, juegos virtuales.

Las mentes nuevas piden y aspiran a ese mundo futurista de su actualidad. Ellos se percatan del peligro de no ser incluidos en el salto quántico de la información tecnológica.

Al decir “No a la piratería”, ¿quá le decimos a este sector social?. Que no participen en el mundo actual. Que se conformen con permanecer en una marginalidad informática. Que no provean a sus vástagos de entretenimiento moderno. Que al no tener el poder adquisitivo necesario para comprar un producto artificialmente encarecido por un intermediario, no deben de participar de los bienes a los cuales otros comúnmente pueden.

El pueblo latinoamericano, con su gran ingenio popular, encuentra fórmulas para proveerse de los artículos, ideas, placeres y experiencias más vanguardistas de la época, y a su vez incorporarlos a la cultura propia transformando su visión social y su participación colectiva. Esto es globalización reciproca natural.

Por ello los padres de familia que aprecian la disponibilidad de tantas tentaciones y reinciden en patrocinar la industria clandestina de la clonación, se están viendo “cada vez mejor.”

Quien es: Federico Álvarez del Toro

nació en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en 1953. Ingresó a la Escuela Superior de Música del INBA en 1971, donde estudió guitarra con Guillermo Flores. Mas tarde ingresa a la Escuela Nacional de Música de la UNAM, donde estudia piano violoncello y composición; Luego se muda al Conservatorio Nacional de Música y estudia armonía, contrapunto y dirección de orquesta; ha sido alumno de Rodolfo Halffter, Eduardo Mata y en 1977 asistió a un curso de guitarra impartido por Leo Brouwer, entre otros maestros. Ha compuesto partituras dentro de las grandes formas sinfónicas orquestales y para música de cámara o instrumentos solistas, en donde la voz es el principal vehículo expresivo; su lenguaje musical se ha inspirado en las fuentes sonoras de la selva tropical mesoamericana. Ha escrito música para danza, teatro y cine y, recientemente ha incursionado en la ópera. Sus obras se han grabado para la EMI International y han sido interpretadas por importantes orquestas sinfónicas del país y del extranjero, asi como también han aparecido en Festivales como el Impressions of Latin América de Londres (1989). Ha impartido clases de música, historia y análisis, y ha sido miembro de diversos jurados. Fue elogiado en el Royal Festival Hall de Londres por la magistral ejecución de su partitura El espíritu de la tierra, por la New Philarmonia Orchestra de Londres, conducida por Eduardo Mata. Actuó para los Premios Nobel de Medicina y realizó una gira artística que abarcó Estados Unidos, Hawai, Africa y una actuación ante los reyes de Ghana. Fue invitado a la National Arts Academy de Washington y ha recibido importantes premios, entre ellos, el Premio Nacional de Música, el Diploma de la Unión de Cronistas de Teatro y Música, el Premio Chiapas, otorgado por el Estado a las Artes y Ciencias, y la Medalla de Oro, entregada por el Presidente de México.

Sus obras principales son:

Desolación, multimedia (1974);

Estancias, multimedia (1978);

Gneiss, para orquesta, solista y cinta magnetofónica (1980);

Ozomatli, para coro, metales, percusiones y cinta (1982);

El espíritu de la Tierra, para marimba y orquesta (1983);

Mitl, para coro mixto, narrador y orquesta (1985);

Uiotl-Mut, cantata para voces amplificadas, cinta y orquesta (1989) y

Umbral, para orquesta de cuerdas (1989).

2 comentarios

  1. OYE UNA PREGUNTA, ME PODRÍAS AYUDAR PARA DECIRME DONDE PUEDO CONSEGUIR El espíritu de la Tierra, para marimba y orquesta (1983); YA QUE LO QUIERO ESCUCHAR, NADA MÁS DIME EN QUÉ PÁGINA DE INTERNET UEDO NCONTRARALA, O COMO E PUEDO HACER.

  2. Saludos . .    me puedes ayudar a conseguir el espíritu de la tierra con el maestro Nandayapan?  yo te pudo pasar la de Sergio Cárdenas, un rap para mozart, otro de los compositores mexicanos importantes  . . 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: