Una Felicitación A Los Hijos De La Cuesta De Enero. hoy Que Empieza El Año Nuevo Para Mí, Y Otros Muchos En Este Mes

Hoy que empieza el año nuevo (4 pm) para mí como buen hijo de la cuesta de Enero, me detengo un momento, jadeo, reflexiono, escribo y comparto.

El buen opinante en estas redes sociales y fuera de ellas  que se expresa de diversas maneras para divertir o cambiar un poco nuestro entorno, que sugiere, induce, expresa de sí mismo o de temas diversos, como postura política, religión,  cultura,   toros, ecología, seguridad, hasta ortografía,  etc. que por muy polémicos que sean los temas no debemos preocuparnos por los resultados, o  quedar bien con alguien,  ni siquiera con la mayoría, este punto es muy difícil de asumir, porque hemos sido educados creyendo que todo lo que hacemos importa. Aunque la mayoría de nosotros no consigue controlar la locura de nuestras vidas. Nos preocupamos en el resultado de nuestra opinión esperando reconocimiento (likes en las redes) y en consecuencia nos resulta  muy difícil simplemente SER.  Personalmente procuro no ligarme emocionalmente a los resultados, porque  para contrarrestar los egos hay que escuchar el consejo de Castaneda.

“Así pues un hombre supuestamente de muchos conocimientos suda y jadea, y si uno lo mira con detenimiento comprueba que es un hombre como cualquier otro, con la excepción de que tiene la locura de su vida bajo control… Su locura controlada le obliga a decir que lo que hace importa y le hace actuar como si así fuera, y sin embargo él sabe que no es así; por lo tanto, una vez ejecuta sus actos se retira en paz, sin preocuparse por saber si ellos dieron buenos resultados o no”.

Castaneda, nos anima a adoptar una actitud flexible en la vida y por supuesto de tomarse en cuenta en  nuestra participación en estas redes sociales y fuera de ellas, por la cual la energía pueda fluir  a través de todos nosotros sin ser objeto de enjuiciamiento sumario y, al mismo tiempo participamos en ella como si en realidad importara,  para luego separarnos y alejarnos en paz. ¿Parece paradójico verdad? Bueno en realidad lo es. Sin embargo, esta separación nos ayuda a apreciar y disfrutar de lo que ya somos y tenemos para bien o para mal sin tener la atadura de necesitar  agradar u ofender a alguien. Particularmente he aprendiendo hacer lo que me gusta, expresarlo y comprender que la independencia con respecto a las consecuencias y las opiniones de los demás es la clave para fluir en la vida con libertad.

¡Ahí se ven!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: